viernes, 29 de mayo de 2009

TRIÁNGULO ABIERTO


(Mariposas en el dial)

Triángulo Abierto, primer programa radial de lesbianas y homosexuales en Chile, comenzó sus históricas emisiones el 15 de junio de 1993, cuando María Pía Matta, periodista y subdirectora de la feminista Radio Tierra, propuso al MOVILH la realización de una serie de ocho programas radiales, emitidos los martes por la noche. Sin embargo, debido a su gran impacto y positivas críticas, sus primeras ediciones se extendieron al doble y así sucesivamente, hasta cumplir 14 años de presencia en el dial AM. En un principio el programa era una actividad más del colectivo gay, no obstante, por tratarse de un espacio de difusión pública, pronto fue adquiriendo importancia política y estratégica.

Calificado por la prensa como el paso más audaz que daban los homosexuales chilenos en pro de sus reivindicaciones, el programa conquistó trascendencia e influencia política. Entre sus logros sobresalen las cartas públicas que en mi condición de conductor del programa, entregué a figuras de talla internacional, como los cantantes Silvio Rodríguez, Juan Gabriel, Elton John y Mercedes Sosa. Así, para muchos y muchas, la iniciativa comunicacional representó la posibilidad de salir del closet, considerando que muchos de los auditores escuchaban Triángulo Abierto en la más absoluta clandestinidad de sus personal estéreos.

Marloré Morán, activista lésbica, una de las primeras conductoras del programa, recuerda la clandestinidad de muchos de sus auditores y auditoras:

Fuimos un referente muy importante, sobre todo para aquellas personas que vivían su sexualidad de manera clandestina y que se sentían identificados con nuestro programa, se enteraban de la actualidad y conocían a nuestros invitados. Recuerdo muchas entrevistas, particularmente la entrevista a Francis Francoise del Quasar, un personaje que todos veíamos cuando íbamos a la discoteca y luego escucharlo hablando de cosas más personales en el programa, era como acercar ese mundo a todos y todas. El espacio de los saludos era muy importante, ellos y ellas se decían cuánto se querían o deseaban de manera lúdica, pero para mí era visibilizar auditivamente todo aquello que ocurría en nuestra capital, siendo un acto político de desobediencia a la heteronorma.


El programa radial fundamentó su existencia en cientos de horas de transmisión, además de actividades complementarias como charlas y foros políticos, siendo uno de sus momentos más destacados una fiesta aniversario, ocurrida el 30 de mayo de 1995 en la discoteca Naxos, participando en ella: Andrés Pérez, Andrés Pavez, Paula Zobeck, Andrea Freud, René Naranjo, Patricia Rivadeneira, Vicky Larraín, Francis Francoise, Mauricio Garrido y Vicente Ruiz. Paradójicamente, ese mismo día, Manuel Contreras, director de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), era declarado reo por su participación en el asesinato del embajador chileno ante la OEA, Orlando Letelier. Quizás por lo mismo, un contingente de Carabineros de Chile se apersonó en la celebración para investigar el motivo de tal jolgorio. Luego de mirar el exuberante lugar, la policía se retiró, dejando a homosexuales, lesbianas y travestis celebrar su aniversario radial, mientras en las calles de Santiago se ovacionaba el histórico encarcelamiento de uno de los más siniestros agentes de la dictadura de Pinochet.

Triángulo Abierto se transformó en una tribuna de opinión y en un referente político comunicacional del movimiento gay criollo, generando diversas polémicas en torno al sexo, la política, la cultura y la sociedad. Entrevistas a líderes de opinión, debates y provocadores saludos de amor de homosexuales y lesbianas, convirtieron al programa en una galería de crítica social, que nada, ni nadie pudo silenciar. Ni siquiera la amenaza de una falsa bomba instalada en los baños de Radio Tierra, ni los insultos por teléfono de anónimos radio escuchas homofóbicos, ni las duras críticas de algunos integrantes del ala más conservadora del movimiento homosexual, entre ellos Gonzalo Fernández, que pedían el término del programa radial, calificando a Triángulo Abierto y a sus conductores como “puntudos”.

Marloré Morán, radicada en España, y que trabaja actualmente con inmigrantes, recuerda el episodio de la bomba falsa:

Esa noche la radio controladora, Marcia Farfán nos avisó que había una bomba en la radio, pero nosotros pensábamos que era uno de sus simpáticos chistes, pero cuando ella puso un papel en la ventanilla de cristal que nos separaba diciendo “hay una bomba, váyanse” y desapareció de la radio, no lo podíamos creer, parecía un chiste, hasta que vimos llegar al GOPE para buscar la bomba, que resultó ser falsa, mientras Margarita Pisano, una de las feministas dueñas de Radio Tierra, llegó casi en pijamas al lugar y sin poder dar crédito de lo ocurrido.

La historia de Triángulo Abierto señala que cumplió un ciclo de 4 años en Radio Tierra, desde 1993 a 1996, pero debido a diferencias políticas entre los dirigentes del movimiento homosexual y la nueva directora de radio Tierra, la periodista Carolina Rosseti, Triángulo Abierto emigró a la pro comunista Radio Nuevo Mundo, cumpliendo otro ciclo desde marzo de 1996 a 1998, regresando posteriormente a Radio Tierra, alentados por las periodistas Perla Wilson y María Pía Mata.

El programa se llamó Triángulo Abierto recordando el triángulo invertido de color rosa con que eran identificados los prisioneros homosexuales en los campos de concentración nazi. Un triángulo verde identificaba a un criminal común, uno rojo a un prisionero político, dos triángulos amarillos superpuestos que formaban la estrella de David, identificaba a los prisioneros judíos y un triángulo negro era usado para identificar a lesbianas, prostitutas, mujeres que rechazaban cuidar a sus hijos y otras mujeres de comportamientos considerados antisociales. Hoy, el triángulo rosado es símbolo de resistencia y es utilizado por muchos grupos homosexuales en diversas latitudes del planeta.

Lesbianas en el dial

Desde 1993 al año 2007, Triángulo Abierto cumplió un periplo de 14 años de presencia homosexual en la radio, siendo un ejemplo comunicacional para otros programas, particularmente lésbicos. Marloré Morán recuerda su experiencia en programas de lesbianas y la influencia de Triángulo Abierto en ellos:

Después de la experiencia en Triángulo Abierto, avanzando el tiempo, sumado a cambios de locutores y de espacios de militancia, en el año 1998, me contrataron para coanimar el programa, pero como los aportes económicos eran simbólicos, negociamos más tiempo y logramos 30 minutos exclusivamente lésbicos, comenzando así el primer programa de lesbianas en Chile, llamado Ama – Zonas. Originalmente, Ama - Zonas era la voz de la Coordinadora Lésbica, y en el programa daban a conocer todas las actividades que realizaban.

Sin embargo, después de la experiencia de un año, con 30 minutos en Triángulo Abierto, el colectivo lésbico se atrevió en solitario con una hora una vez por semana, y si bien siguieron siendo el órgano oficial de la mencionada coordinación, se fueron agregando nuevos matices. Lograron la aprobación de proyectos para una mejor producción del espacio radial, compra de materiales y resguardo de los respaldos de los programas que realizaban.

La Coordinadora Lésbica se reunía en las dependencias de Trabajo y Estudios Lésbicos (TEL) en Santiago y como las personas eran casi siempre las mismas, se propusieron una reunión con las auditoras del programa y las citaron a un encuentro sui generis en el primer vagón del Metro de Santiago, una vez al mes, entre las estaciones Baquedano y las Rejas, entre las 21 y 22 horas. Marloré recuerda el acontecimiento:

Nosotras íbamos con un pañuelo atado en el brazo izquierdo para que las otras chicas nos reconocieran. Logramos contactar a más de 60 auditoras en unos meses, al menos las que se atrevieron a hablarnos, las invitábamos a la casa que le llamábamos Jofré 252 (que era su dirección) y ellas nos contaban sus experiencias al escuchar la radio, las que la oían en personal estereo, las que se encerraban en el baño, las que salían a dar una vuelta en bicicleta para escucharnos tranquilas o las más osadas que ponían la radio en el patio de la casa a todo volumen.

Cuando cae la Noche

Tiempo después, en noviembre de 2000, Marloré Morán tuvo diferencias políticas con la Coordinadora Lésbica, decidiendo finalmente retirarse del grupo y del programa radial que había inaugurado. Sin embargo, con su experiencia que ganó, prontamente abrió otro espacio radial lésbico, en marzo de 2001. Concretamente, en radio Nuevo Mundo crearon el programa “Cuando Cae la Noche”, por la película de lesbianas del mismo nombre, usando su banda sonora para anunciar el programa, aunque ahora habían crecido en experiencia y en politización. Una vez finalizada la temporada del programa, a fines de 2001, Marloré Morán y su equipo deciden iniciar un nuevo reto comunicacional y crean, en marzo de 2002, hasta diciembre de 2003, el programa “Ni Marías, Ni Magdalenas” o “Ni Santas, Ni Putas”, que estuvo en el aire también en la radio Nuevo Mundo.

Ahí, junto a temáticas lésbicas, abordaban otros temas, estableciendo alianzas con feministas y presos políticos que, por cierto, escuchaban el programa desde su reclusión. Por otro lado, la activista lésbica, Alejandra Aravena, quien participó de diversas iniciativas radiales, creó en 2002 su propia plataforma comunicacional a través de la red Internet, llamada: http://www.radionumerocritico.cl/. Marloré Morán, desde España, recuerda esos activos y desafiantes tiempos:

Fueron experiencias importantes y sobrecogedoras, era una nueva manera de hacer política. De hecho, la cuña de bienvenida de nuestro programa decía Lo invisible en un país como este, sólo se hace visible a través de la palabra ... Ni Marías, Ni Magdalenas, un programa de conversación y debate, una ventana abierta, para ver lo que el mundo nos quiere ocultar.

Entre los muchos y muchas que participaron en la realización de Triángulo Abierto, Ama – Zonas, Cuando Cae la Noche y Ni Marías ni Magdalenas, destacan: Víctor Hugo Robles, Juan Pablo Sutherland, Nele Haring, Hugo Charpe, Jorge Guzmán, Marloré Morán, Bernarda Jorquera, Francoise, Héctor Núñez, Eduardo Arancibia, Toly Hernández, Freya Schneider, Marcela Garmendia, Javier Torres, Paulina Vera, Alejandra Aravena, Roxana, Julia, Paloma Ahumada y Xiomara. Por otra parte, Felipe González, Daniela Arraño y Claudia Rodríguez, fueron las primeras voces trans de la radiodifusión de Chile.

Invitados estelares

De múltiples maneras, estrellas y estrellitas criollas respondieron al llamado de Triángulo Abierto. Particularmente recordada es la participación de la actriz Patricia Rivadeneira que emocionó a más de una lesbiana que escuchó en ella su fantasía de amor prohibido. A la animadora de televisión, Tati Pena, que le dio pena y no quiso ser entrevistada por nuestro programa. A la actriz Luz Croxatto que rompió el formalismo burgués de la palabra bien dicha en Canal 13 y emitió provocativos garabatos gratamente recibidos. A la Negra Ester de Andrés Pérez que, “cero rollo” y travestido de Esperancita, nos habló de la homosexualidad en Tocopilla, su pueblo natal. A la diputada María Antonieta Saa que coronó con su presencia el primer congreso radial de homosexuales y lesbianas criollos. Al poeta Raúl Zurita que nos habló de su controvertida masturbación frente a una pintura de Juan Domingo Dávila. A la actriz Ana González, La Desideria, que señaló estar “muy vieja” para hablar de “esos temas”. A Francis Francoise, el transformista más famoso de la escena marica local, quien nos dejó su conchero registro discotequero nocturno. A la actriz Malucha Pinto que criticó la discriminación sexual en Chile y su acertado juicio lo imitaron sus amigas y colegas Delfina Guzmán y Shlomit Baytelman. A la Sodoma Mía de Pancho Casas que tardó en ser invitado, pero finalmente acudió al llamado de Triángulo Abierto. Y a su yunta, el escritor Pedro Lemebel, que nos habló del mariconeo nacional e inauguró sus aplaudidas crónicas radiales colizas. Todas ellas y ellos, emitieron sus voces en Triangulo Abierto un día.

Palabras ilustres

Recopiladas y registradas durante la realización del programa Triángulo Abierto, período 1993/1995, las siguientes declaraciones de diversas personalidades nacionales, destacan por ser las más representativas de los contrastes que enfrenta la lucha del movimiento lésbico / trans / homosexual de Chile.

* Ricardo Lagos, ex Presidente de Chile: Creo que el derecho de organización y el derecho de reunión están garantizados en la Constitución. Creo que es un segmento de la sociedad chilena que tiene derecho a organizarse como cualquier otro grupo o sector. Si ellos tienen temas comunes que plantear desde su punto de vista, es útil que se organicen y los planteen a la sociedad. Creo que, en cierto modo, se requiere de mayor cultura, pues cuando la gente sabe que está en presencia de un homosexual o una mujer lesbiana, hay una relación que no es fácil.

* Delfina Guzmán, actriz: Creo que todo el mundo tiene derecho a organizarse y me parece que toda organización que tienda a juntar a la gente que tiene la misma sensibilidad, la misma ideología o una misma mirada de la vida, posee todo el derecho a estar juntos. Creo que este es un país que tiende a discriminar mucho. Se discrimina a las mujeres, a los homosexuales, a los pobres no se diga cómo se les discrimina. Se discrimina siempre y eso es una tara que tenemos. Es una falla geológica

* María Angélica Cristi, diputada de la UDI: Yo no puedo apoyar situaciones que van contra la moral y las buenas costumbres. Creo en la libertad, pero no creo en la libertad de algunas desviaciones patológicas de la normal sexualidad. Yo me preocupo de la familia, la mujer, los hijos y que no se propague el SIDA. Son justamente esas situaciones las que van en contra de estos principios y valores. Creo que estas son típicas cosas que se traen de otros países. A este país siempre le llegan los movimientos un tiempo después. Esto ya ha pasado por Europa y EE.UU. Evidentemente algún día tenía que llegar a Chile.

* Volodia Teitelboim, escritor: Creo que los homosexuales son un segmento de la población y en una verdadera democracia las diversas minorías están en su derecho de tener una organización y participar planteando sus problemas. Creo que existe una posición bastante medieval, excluyente y anticuada de estimar que los homosexuales y lesbianas son categorías peligrosas para la sociedad y la seguridad de sus hijos. Hay que poner el pensamiento al nivel de las investigaciones de la ciencia. Son una parte del género humano que merece absoluto respeto y deben disponer de la posibilidad de realizar la vida como ellos conciben en la seguridad de que esto no se convertirá en un mal para la sociedad, sino en un bien para la sociedad.

* Mónica Madariaga, abogada, ex ministra de justicia de Pinochet: Yo soy una persona amante de la libertad y si es su opción, se las respeto. A los homosexuales les diría que ejerzan el derecho que la libertad les brinda y el día que se les constriña, sean ellos los que acepten esa constricción o no la acepten.

* Fabiola Letelier, abogada de Derechos Humanos: Yo tengo un gran respeto por la libertad de cada uno en lo que se refiere a su opción sexual. La homosexualidad es una realidad existente en nuestra sociedad y no creo que se deba estigmatizar a las personas que toman esa opción. Merecen respeto y tienen legítimos derechos a expresar sus puntos de vista. En Chile así como en el mundo hay personas homosexuales que han sido grandes escritores, pintores, músicos. Son personas que han hecho una extraordinaria entrega a la comunidad y no se les debe estigmatizar o silenciar.

* Luis Pareto, ex Intendente de Santiago y ex diputado de la Democracia Cristiana: Creo que esos son temas que no resisten el concepto ético y moral del país. Está fuera de nuestro contexto y de nuestra idiosincrasia. Pretender imitar a países que tienen este tipo de problemas es una degradación que no acepto en absoluto. Los homosexuales son autodiscriminados y no creo que sea un problema que se deba llevar al tapete. Autorizaría una marcha de homosexuales, pero muy lejos de Santiago. Muy lejos de la ciudad donde no existan niños. No tengo ningún problema de autorizarla cerca del campo.

* Luz Croxatto, actriz: La hipocresía y la tetonería tienen un límite. Tanta presión finalmente va a terminar por cambiar las estructuras y porque si los chilenos no fuéramos tan pelotudos, nos entregaríamos a los cambios y veríamos que no hay drama. Sí, evidentemente, las cosas van a cambiar, porque el hombre es más libre y necesita más espacios. A mí no me interesa si un viejito se enamora de una yegua y si amando a esa yegua es feliz. Creo que aquel que sabe amar de verdad, que ame a quien sea. Y el que no sabe amar, aunque ande con terno y corbata, vale callampa.

* Alberto Cardemil, diputado de Renovación Nacional: Creo que cuando los homosexuales se constituyen con cierta agresividad e introducen ciertos elementos políticos a su organización, despiertan agresividad. Si hay un desfile de homosexuales la gente tiende a ser agresiva con ellos. Si son tranquilos, la gente no se mete con ellos. Yo soy un hombre conservador en mis principios y creo muy francamente en normalidades y anormalidades, pero creo que hay que ser respetuoso, soy momio pero no soy tonto. Una serie de adherentes míos son homosexuales y ellos tienen un pensamiento político que es absolutamente respetable. No creo que ningún pensamiento político se constituya sobre la base de minorías sexuales, por eso no entiendo cómo esas minorías sexuales pueden organizarse desde ese punto de vista para imponer ciertos criterios .

* Patricia Politzer, periodista: No tengo ningún problema en que las lesbianas y los homosexuales se organicen. Me parece que en Chile son extremadamente discriminados, por lo tanto necesitan una organización que haga respetar sus derechos. Eso ayuda a que los chilenos aprendamos a respetarnos entre todos.

* José Aldunate, sacerdote católico: Como seres humanos debemos ser solidarios para que los derechos de los homosexuales sean respetados. Creo que ellos deben conectarse a la sociedad en forma cooperativa. La homosexualidad no es un pecado, el pecado siempre es una situación culpable. Jesucristo tiene un mensaje particular para todos los homosexuales, pues han sido redimidos. Por ellos también murió Jesucristo. Para que en ellos su muerte fuera realmente liberadora y redentora.

* Andrés Pérez Araya, director teatral: En Tocopilla donde yo viví, la sexualidad está vivida de otra manera. Es una realidad más concreta en un pueblo donde todo el mundo se conoce. Ahí no hay engaños, el que es maricón, es maricón. Se sabe pues hay prostíbulos de homosexuales y era costumbre que los muchachos adolescentes fueran para allá a tomar. Eso está incluido dentro de la sociedad. Creo que hay menos hipocresías en los pueblos chicos. Santiago es una ciudad grande que permite el anonimato y las dobles vidas.

* José Donoso, escritor: Estoy absolutamente de acuerdo en que el parlamento elimine todas las leyes que discriminan en cualquier sentido. Ojalá que se abra un poco más el prejuicio. Ese terror que se tiene a los homosexuales. Terror que por lo demás, ya no se tiene en ningún otro país, ni en Europa, ni en ninguna otra parte. Creo que eso demuestra una cosa retrógrada en la mentalidad del chileno.


* Ana González, actriz: Ese es un tema un poquito tabú para mí. Creo que esos son problemas que a mi edad, uno ya se olvidó si alguna vez tuvo en su mente la sexualidad. No sé si son discriminados. Yo conozco a mucha gente, que según dicen, son así. Si yo he tenido que trabajar con ellos, he estado muy contenta, no he tenido problemas. Ahora si su problema se empieza a traslucir interfiriendo en su trabajo y en presencia de uno, no me interesa. Me haría a un lado muy tranquilamente.

* Carmen Lazo, ex diputada socialista: Yo respeto a la gente como es y no como quiero que sea. Acordémonos de Oscar Wilde que fue encarcelado, porque era homosexual. Sin embargo, hoy se le recuerda. Creo que si Oscar Wilde viviera en este momento, no estaría preso. Yo tengo confianza pues mientras más nos civilicemos, más vamos a entendernos todos.

* Marcela Osorio, actriz: Me parece fantástico que se organicen los homosexuales y lesbianas. Son una parte importante en la sociedad y tienen derecho a voz y a voto. Espero que tengan mucha fuerza, mucho valor. Ojalá que la organización funcione y que tengan una presencia activa en la sociedad.

* Jovino Novoa, senador UDI: Dentro de lo que se puede llamar orden normal de las cosas, el homosexualismo y el lesbianismo es una desviación. Creo que hay que tratarlo con comprensión y dignidad. Pero no me parece que se deba hacer de eso una cuestión pública. Creo en todo caso que se está pasando de una situación y un problema que afecta a una minoría a una situación más agresiva que provoca discriminación y perturbaciones en el desarrollo de la sociedad.

* Ricardo Israel, cientista político: Una sociedad democrática no sólo debe ser democrática, sino pluralista. Debe admitir formas plurales de vida, no sólo en lo relativo a la política, sino también en las actitudes frente al sexo.

* Jaime Ravinet, ex alcalde de Santiago, ex ministro de Defensa: No veo en qué pueden aportar los gays y lesbianas en la vida política de Chile. Creo que no tienen nada que ver con la actividad política. Para mí es una enfermedad que tiene que ser tratada.

* Bélgica Castro, actriz, Premio Nacional de Arte: Tenemos que apoyar la libertad del comportamiento de la gente adulta y la libertad de la vida privada. Uno con su profesión tiene la oportunidad de analizar un poco más la vida humana, por lo tanto, yo no tengo discriminación con nadie.

* Lily Pérez, ex diputada de Renovación Nacional: Creo que cada uno tiene que tener su espacio. Yo soy partidaria de las sociedades asumidas en sus hipocresías reinantes. Creo que es sumamente duro para las personas que son homosexuales, asumirlo. Tengo la sensación que debe ser mucho más duro aún asumirlo en sociedades como la nuestra que son doble estándar. Todos sabemos que existen homosexuales, pero nadie lo asume públicamente. Hay miedo a aceptar a las personas diferentes.

* Gladys Marín, ex candidata presidencial de la izquierda: Que los homosexuales se hayan organizado me parece excelente. Todos los sectores de la sociedad tienen que tener su organización propia porque tienen sus intereses y especificidades. Me parece muy bien porque están demostrando una sociedad como ésta, hipócrita, pacata y limitada. A los homosexuales les diría que sigan adelante, que sigan luchando por sus derechos porque ellos tienen absoluta legitimidad para ocupar un espacio en esta sociedad. Les diría que cuentan con un apoyo que va más allá de la gente que se atreve a decir estas palabras.

Foto:  Víctor Hugo Robles, al centro, conduciendo Triángulo Abierto junto a Soledad Suit en su primer ciclo de 1993.  Junto a ellos, Juan Cabrera, abogado del MOVILH Histórico.