viernes, 29 de mayo de 2009

INFORME ESPECIAL


(La hora del fin del asombro)

Trazando un paréntesis en la mirada sensacionalista de la televisión chilena respecto del tema gay, el 14 de junio de 2001, el programa de investigación periodística Informe Especial de Televisión Nacional de Chile, emitió un reportaje realizado por la periodista Mirna Schindler. Diversos testimonios de hombres homosexuales fueron el eje del tema que, por primera vez en la televisión criolla, rompió con los tradicionales mitos de la homosexualidad, lejos de los estigmas de la prostitución, la promiscuidad y el SIDA. Además, el reportaje hizo una breve cronología de las conquistas alcanzadas por el movimiento homosexual en los últimos diez años, catalogando los hechos como tímida apertura. Es importe señalar que las lesbianas no fueron incluidas en esta investigación periodística, pues este programa había emitido uno específico sobre el mundo lésbico en 1999, de gran impacto.

El poco conocido mundo de las discotecas gays, el amor de pareja y distintas biografías de vida de hombres homosexuales, condimentaron el reportaje de TVN. Entre las historias destacaron el relato de José Antonio Amunátegui, un hombre solo de Curicó, sin hijos, muy católico, que dio cuenta de la homosexualidad en la clase alta chilena y quien, por primera vez, se atrevió a develar públicamente su “secreto”. La historia de Cristian Spuler, un asistente social de Temuco, separado y con una hija pequeña, quien decidió dar la cara por razones de terapia personal. La historia de Alain Otarola, un chileno radicado en EE.UU., que debió abandonar el país al ser despedido del trabajo por su homosexualidad. Las opiniones de sus padres en Rancagua y su vida en Maryland, donde vive desde hace muchos años con un joven norteamericano, configuraron el particular testimonio de un homosexual en el exilio. También hablé de mi propia historia de vida, dando cuenta de la homosexualidad en los sectores populares. La vida loca de un activista gay, según dijo Santiago Pavlovic en la presentación del antológico programa de televisión.

Pese a los temores que reconocían experimentar los periodistas de Informe Especial, particularmente por las repercusiones que el reportaje tendría entre los homosexuales más politizados, éstas fueron favorables.

Un programa que trató el tema de forma seria, sin morbosidad y dándole un perfil humano, destacó en su edición de junio de 2001 la revista gay Lambda News. En tanto, el sitio en Internet, gaychile.com, habló de enorme impacto de Informe Especial por mostrar la realidad del mundo gay como ningún otro medio de comunicación lo ha mostrado: responsable y objetivamente. Además, el programa de TVN tuvo una amplia participación en el chat que se creó en su sitio en la Internet, tras la emisión del reportaje. El programa obtuvo 36,5 puntos de rating promedio, con un peak de 44.9, según señaló Time Ibope, la empresa encargada de medir la audiencia televisiva en el gran Santiago.

Entre las diversas reacciones expresadas en el chat de TVN, se registraron los siguientes comentarios:

Primera vez que me siento representado por un programa que fue tratado objetivamente, a riesgo de perder puntos de ranking al dejar fuera el circo al que siempre se recurre al abordar el tema. Gracias por mostrar la verdadera cara de una condición que no es fácil de llevar en este país.

Pienso que un canal que llega a la gran familia chilena no debería mostrar un programa que invita a la audiencia a pensar que la homosexualidad es algo natural y que se debe imitar.

Yo pienso que no es algo natural, pero también creo que es bueno que eso se muestre para que los niños y también los adultos aprendan a respetar a los homosexuales. Creo que uno tiene que aceptar cómo son los demás. Yo tengo 15 años y respeto a los demás, especialmente si son felices siendo como son.

Muchas personas juzgan a esta gente porque piensan que son unos degenerados que escogieron parejas del mismo sexo. Pero la verdad es que si usaran un poco el cerebro que Dios les dio, se darían cuenta que no es una decisión que ellos toman. Imagínate, quién va querer escoger un tipo de vida que significa desprecio, odio, maltrato, abuso físico y psicológico, no sólo de la sociedad, sino de personas que ellos mismos alguna vez pensaron que eran seres queridos.

Los pacos pasan la cuenta

No duró mucho la amplia satisfacción que el reportaje de Televisión Nacional provocó entre los homosexuales criollos. Pocos días después de la emisión de Informe Especial, la popular discoteca Queen ubicada en Plaza Italia, sufrió un operativo de Carabineros de la Primera Comisaría de Santiago. Los parroquianos de la discoteca gay Queen, que en la madrugada de ayer mantenían una celebración íntima en los privados de este local del centro de Santiago, nunca imaginaron que terminarían golpeados, insultados y que cuatro de ellos serían detenidos, luego que personal policial irrumpiera y los acusara de encontrarse en estado de ebriedad, escribió el diario Las Ultimas Noticias en su edición del 17 de junio de 2001.

Según relata Vicky Braga, dueña de la discoteca y colaboradora de la causa homosexual:

La policía actuó con prepotencia, como si pasara la cuenta por el excelente reportaje de TVN, señaló.

Por otra parte, en esos mismos días, crueles asesinatos de travestis que ejercían el comercio sexual callejero impactaron al mundo travestis capitalino y pusieron en alerta a la agrupación Traves Chile. Estos sucesos no eran nuevos en el mapa represivo local y delataban los pocos espacios de libertad que hemos conquistado las minorías sexuales chilenas.

Foto de María Jara: La vida loca de Víctor Hugo Robles, travestido de Jesucristo, participando en el programa Informe Especial de Televisión Nacional de Chile.